Martes - 16.Octubre.2018

Coches y motos
coches y motos
pruebas Coches
pruebas Motos
noticias
Marcas Coches
Marcas Motos
Estás en: pruebas Coches

Cartuchos Tons - ILATINA

BMW 130

enviar a un amigo

BMW 130 5 Puertas. Prestaciones y Versatilidad.


El BMW 130 combina la fascinación de estar al volante de un coche de altas prestaciones con las ventajas prácticas que ofrece un coche compacto de 5 puertas.
Estéticamente la nueva serie 1 incluye numerosas modificaciones en relación con su antecesora, pero el largo capó y el habitáculo desplazado hacia atrás siguen siendo “marca de la casa”.

bmw130__1.jpg
 En la parte delantera hay muchas novedades, una nueva parrilla doble de mayor tamaño, faros en el paragolpes, entradas de aire de mayor tamaño en la zona inferior del faldón delantero y un deflector  más marcado con un nuevo listón embellecedor.
En la zaga también se notan los cambios, por lo que el BMW 130 parece más ancho y potente. El canto más marcado del faldón posterior es la continuación de las líneas de los umbrales laterales y además, continúa la forma del deflector delantero.
El nuevo diseño del habitáculo es dinámico y moderno e irradia calidad. La parte inferior del salpicadero y los revestimientos de las puertas fueron objeto de una minuciosa remodelación. Los instrumentos de mando que se encuentran en la consola central están distribuidos armoniosamente. La parte del revestimiento de la puerta que está por encima del apoyabrazos tiene ahora una forma nueva, más curvada y, además, es del mismo material que se utiliza en la parte central de las banquetas y respaldos de los asientos.
Considerando que se trata de un modelo correspondiente al segmento de los coches compactos de altas prestaciones, lleva un equipamiento de confort y de seguridad más amplio de lo común. Airbags frontales y laterales, airbags tipo cortina para las cabezas de los ocupantes de los asientos delanteros y posteriores, neumáticos tipo runflat, indicación de averías en los neumáticos, llave con memoria, manteniemento en función de las condiciones de conducción, faros bi-xenón con luz para conducción diurna, luz de adaptación automática en curvas, dirección activa opcional. Amplia gama de sistemas de audio, de comunicación y navegación a elegir, conexiones AUX y puerto USB para la conexión de equipos externos.
El modelo más alto de la gama: el motor de seis cilindros del BMW 130i.
Su propulsor de seis cilindros en línea de 3.000cc tiene una potencia de 195 kW/265 CV. Esta respetable potencia logra excelentes prestaciones (aceleración de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos en la versión de cinco puertas; la velocidad punta es de 250 km/h, (limitada electrónicamente). La gran eficiencia del motor de seis cilindros en línea se hace notar con una economía ejemplar, considerando la potencia: el BMW 130i consume 8,3 litros a los 100 kilómetros según ciclo de pruebas UE, tanto en la versión de 3 como en la de 5 puertas.
El nuevo BMW  130, lleva de serie una caja de cambios de seis marchas. Opcionalmente, puede combinarse  con una caja de cambios automática, también de seis marchas, con función Steptronic.

Como es de esperar de BMW la tecnología y ayudas a la conducción son numerosas:
El sistema de dirección EPS  es más preciso y confortable, ya que el momento de giro del volante es aplicado por un motor eléctrico. El sistema EPS, que incluye de serie la función Servotronic, también contribuye a reducir el consumo. A diferencia de los sistemas hidráulicos, este sistema únicamente consume energía cuando se mueve el volante.
 Los modelos BMW 130i, BMW 120i y BMW 120d pueden llevar, opcionalmente un sistema de dirección activa, este sistema que regula el ángulo de giro de las ruedas en función de la velocidad. A bajas velocidades basta un menor giro del volante para aparcar o maniobrar. Al conducir a mayor velocidad, esta dirección consigue que se conduzca con mayor precisión.
En el caso del BMW 130i, el sistema DSC (control de estabilidad) incluye además un sistema de compensación automática de la presión en el sistema de frenos cuando éstos se calientan mucho, evitando así el así llamado efecto «fading». Además, también tiene la función de ayuda para arrancar en cuesta y la función de secado de las pastillas y discos de freno. Asimismo cuenta con el sistema de frenos en posición de alerta cuando los sensores detectan la intención del conductor de frenar con fuerza. En ese caso, las pastillas se acercan algo más a los discos.
Combinado con la dirección activa, el DSC también puede ejecutar un contravolante apenas perceptible cuando el conductor frena sobre calzadas que tienen diversos coeficientes de fricción, aumentando así la estabilidad del coche.

Para terminar, chasis sofisticado con tracción trasera, la batalla más grande del segmento de los coches compactos, maletero de gran tamaño, variable entre 330 y 1.150 litros y prestaciones de infarto, como habíamos anticipado puras emociones y versatilidad.

bmw130_2.jpg

Gran eficiencia en consumos.
Esta excelente eficiencia se obtiene, entre otras cosas, gracias al sistema de recuperación de la energía de frenado (Brake Energy Regeneration) que no solamente se utiliza en el BMW 130i, sino también en todos los modelos de la serie 1 de BMW equipados con los nuevos motores de gasolina y diésel.
Con este sistema, la generación de energía eléctrica para la red de a bordo se limita únicamente a las fases de deceleración y frenado. Esto significa que en las fases de tracción (por ejemplo, al acelerar) se dispone de más potencia, lo que se traduce en un comportamiento más dinámico del coche.


Sistema de control de estabilidad DSC.
Además de la dirección, muy precisa, y los frenos de alto rendimiento, el DSC (control dinámico de estabilidad, según las siglas en inglés) de eficiencia y regulación optimizadas, es el elemento de mayor importancia para la seguri-dad activa. Junto con el sistema antibloqueo (ABS) y el sistema integrado ASC (control automático de estabilidad) que evita que patine alguna rueda al acelerar, el sistema DSC también se encarga de mantener la estabilidad del coche al trazar curvas a gran velocidad. Cualquier tendencia a sobrevirar o subvirar se compensa con la activación específica de los frenos de cada una de las ruedas o, si es necesario, reduciendo el par motor. En caso de ser necesario frenar con fuerza, el sistema de asistencia de frenado aumenta la presión en el sistema de frenos. El sistema de control de frenado en curvas (CBC, Cornering Brake Control) evita que al frenar ligeramente en una curva el coche gire sobre su propio eje vertical. Estando activa la modalidad DTC (siglas de control dinámico de tracción), el sistema admite que las ruedas patinen algo más, antes de intervenir.

ir arriba

Novedades
Señales de que el coche tiene un problema
Los mejores accesorios para que tu coche luzca increíble
Desguace de coches online
Ayuda para solucionar problemas con tu coche
Empezando a palpitar lo que se trae Chevrolet para el 2012
Cambio de ruedas con Renault
Alquiler de coches clasicos en Valencia
LOS EQUIPOS OFICIALES HUSQVARNA CH RACING DE ENDURO Y SUPERMOTARD JUNTOS EN LA NIEVE
KTM RC8
Bimota DB7